Por qué cambiar la velocidad en su amoladora angular


los amoladora angular es una herramienta increíblemente versátil debido a los diferentes tipos de discos de corte que se pueden utilizar al trabajar en una variedad de materiales. Con cada disco de corte y cada tipo de material, viene un nuevo conjunto de consideraciones que tienen una influencia significativa en el ajuste de la velocidad de su amoladora angular. Cortar a la velocidad correcta puede marcar la diferencia al establecer un trabajo terminado profesionalmente y al maximizar la seguridad del operador. Mucho depende de elegir una velocidad adecuada para el material que está cortando.

Diferentes materiales requieren diferentes velocidades

Una amoladora angular corta el material en el que está trabajando mediante el rectificado en lugar de cortar. Debido a esto, la velocidad a la que gira el disco es un elemento clave para maximizar el rendimiento de la herramienta. Puede establecer fácilmente la velocidad en su amoladora angular para adaptarse a los requisitos individuales de un trabajo. En muchos casos, es aconsejable comenzar con el disco a baja velocidad. Use la configuración lenta para establecer una ranura en el material. Puede aumentar la velocidad una vez que esté seguro de que el material está cortando bien y de que la rueda se mueve efectivamente sin sobrecalentarse ni atascarse.

Disminuya la velocidad si experimenta problemas

Si experimenta problemas al cortar materiales con su amoladora angular, considere reducir la velocidad general. Cuando la rueda está cortando a una velocidad rápida, puede ser más difícil para el operador controlar la forma en que el disco se alimenta al material. Trabajar lentamente le permitirá ver lo que sucede a través de la protección del disco mientras completa la tarea de forma segura con resultados satisfactorios. Si la rueda de la amoladora angular está girando demasiado rápido a través de un material seco, puede causar sacudidas o vibraciones excesivas, por lo que no podrá lograr un corte suave. Una velocidad más lenta a menudo rectifica este problema.

Pulido a velocidades más bajas

A pesar de que la amoladora angular se clasifica como una herramienta de trabajo pesado, tiene varios usos cuando se trata de trabajos más delicados y esto puede hacer que el ajuste de la velocidad sea muy importante. Tener la rueda o el disco en un ajuste más lento a menudo es adecuado cuando está utilizando la amoladora para pulir o tratando de lograr un acabado bruñido en materiales como el acero.

Variaciones de velocidad

Las amoladoras angulares domésticas estándar son capaces de alcanzar velocidades de entre 2000 y 7300 RPM (revoluciones por minuto). La mejor forma de determinar qué velocidad necesita para configurar su amoladora angular es realizar una prueba. Esto es especialmente importante si está trabajando con un material con el que no haya trabajado antes.

Pruebe diferentes velocidades en una pieza sin cortar o de prueba. De esta forma, no desperdiciará materiales valiosos a través de errores. En general, los materiales más duros responden mejor a velocidades más altas, mientras que los materiales más blandos se pueden moler o cortar a una velocidad más baja. Como regla general, use ajustes bajos de alrededor de 2000 RMP para bruñir metales y altas velocidades en la región de 5000 a 7000 para cortar materiales duros.